Cuéntale al espejo que necesitas